viernes, 2 diciembre 2022
InicioAudio secciones«Por el trabajo decente» por Lauren Sevillano
Lauren Sevillano

«Por el trabajo decente» por Lauren Sevillano

En la firma invitada, Lauren Sevillano, resalta que «toda la sociedad ha de comprometerse en la promoción de un trabajo y un salario digno»

COPE Peñaranda
COPE Peñaranda
«Por el trabajo decente» por Lauren Sevillano
/

Recientemente hemos celebrado en la Iglesia un acontecimiento que suele pasar bastante desapercibido. Se trata de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, este año con el lema «Sin compromiso no hay trabajo decente». Ese mismo día nos recordaba nuestro obispo Don José Luis que un buen trabajo es aquel que cuida la dignidad de la persona. Dignidad que tiene todo ser humano por el hecho de serlo y que debemos valorar y respetar. Se opone al trabajo digno el trato humillante, discriminatorio y desigual. Por tanto, la sociedad debe crear empleo para que hombres y mujeres trabajen en libertad, igualdad, seguridad y dignidad.

Para el Papa Juan Pablo II el trabajo es un bien del hombre y de su humanidad porque mediante el trabajo el hombre no solo transforma la naturaleza adaptándola a sus propias necesidades sino que se realiza a sí mismo como persona. Por otra parte el trabajo es una fuente de recursos para sostener a la propia familia y un medio de contribuir a mejorar la sociedad en la que se vive y el progreso de toda la humanidad.

El trabajo es parte de la vida pero no es la vida, es decir, trabajamos para vivir dignamente pero no vivimos para trabajar. El objetivo de la vida no consiste en acumular dinero para el consumo. Se trata de vivir dignamente con lo necesario y a la vez procurar generosamente que a nadie le falte lo necesario para vivir. Es bueno recordar que la doctrina social de la Iglesia siempre ha dado prioridad al trabajo sobre el capital, ya que el hombre posee el capital como un recurso o un instrumento externo a él. Mientras que el trabajo es expresión esencial de la persona que es quien lo realiza, es decir, el trabajo sale de la persona. Así pues, toda la sociedad ha de comprometerse en la promoción de un trabajo y un salario digno que de ninguna manera exploten o denigren al individuo.

¡Buenos días!

Lauren Sevillano

Compartir en:
Comentarios
  • Buena reflexión, Lauren, como todas las tuyas.

    15 octubre 2022

Deja tu comentario

En directo

Buscador de entradas
diciembre 2022
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031