lunes, 26 septiembre 2022
InicioCampoLa Confederación Hidrográfica del Duero invierte en la cuenca del río Margañán

La Confederación Hidrográfica del Duero invierte en la cuenca del río Margañán

Este periodo ha actuado en 23 municipios de la provincia para conservar y recuperar el «buen estado» de los ríos

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), organismo autónomo adscrito al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha destinado 1,2 millones de euros durante el último año a la mejora de las condiciones hidrológicas de 50 kilómetros de cauces en la provincia de Salamanca. Asimismo, el organismo ha retirado 2,3 toneladas de basura y residuos localizados en las diferentes zonas de ejecución.

Este periodo la Confederación ha desarrollado distintas labores en 23 municipios de la provincia, con el objetivo de conservar y recuperar el “buen estado” de los ríos, minimizar los riesgos de inundación, fomentando el “uso racional” del espacio fluvial, e impulsar el desarrollo sostenible del medio rural.  De esta forma, la CHD ha actuado en los ríos Alhándiga, en el término de Fresno de Alhándiga; Tenebrilla y Águeda, en Ciudad Rodrigo; el río Gamo, en Garcihernández; Yeltes, en Aldehuela de Yeltes, río Almar, en Garcihernández y Villagonzalo de Tormes; y Margañán y Altejos, en los términos de Malpartida y Aldenueva de la Sierra respectivamente, además de otra docena de arroyos y regatos.  

Por otro lado, actualmente se están ejecutando trabajos de emergencia en la zona afectada por el incendio de Monsagro, en el ámbito territorial de la demarcación hidrográfica del Duero, tras la evaluación a pie de campo realizada por técnicos del organismo de cuenca. “La CHD propone distintas medidas de corrección hidromorfológica, como colocación de albarradas, fajinas, hidrotecnias o la utilización de ‘mulching’ con restos agrícolas vegetales o residuos forestales en torno a los cauces para reducir el arrastre de cenizas y restos vegetales del incendio cuando comiencen las lluvias”, apuntó el organismo.  

Asimismo se están realizando tratamientos silvícolas para la retirada de la madera quemada de la vegetación de ribera, como medida fitosanitaria. Por último, se pretende llevar a cabo siembras y plantaciones para recuperar la vegetación de ribera.  

De forma general, las actuaciones de conservación han consistido en la retirada de tapones, entresacas y podas, junto a otras actuaciones basadas en soluciones naturales, con el fin de “mejorar las condiciones del cauce del río y mitigar el riesgo de inundación”.  

Hasta final de año, se prevén otras 12 actuaciones más en 15 municipios de la provincia de Salamanca, en los ríos Huebra; Tormes; Corneja; Morasverdes y afluentes, además de los arroyos Sotillo; Mata del Fraile, de la Cova; Varazas; San Giraldo; de la Vega y del Molino, entre otros.  

Estos trabajos forman parte de las actuaciones de conservación y mantenimiento de cauces llevadas a cabo anualmente por el organismo, en el marco de la Estrategia Nacional de Restauración de Ríos, que contempla proyectos de infraestructuras verdes y otras soluciones basadas en la naturaleza, como las medidas de retención natural del agua, la recuperación del espacio fluvial o la mejora de las condiciones hidromorfológicas de los cauces, que están incluidos en los planes hidrológicos de cuenca y en los planes de gestión del riesgo de inundación.

Compartir en:
Sin Comentarios

Deja tu comentario

En directo

Buscador de entradas
septiembre 2022
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930