jueves, 28 enero 2021
InicioFirma invitada del día«Oro, incienso, mirra y vacuna» por Pablo Hernández

«Oro, incienso, mirra y vacuna» por Pablo Hernández

COPE Peñaranda
«Oro, incienso, mirra y vacuna» por Pablo Hernández
/

Aunque las tradicionales cabalgatas tuvieron que modificar su formato, los Reyes Magos utilizaron ayer sus poderes para repartir ilusión a los más pequeños de la casa burlando al coronavirus. Además del oro, el incienso y la mirra, sus Majestades de Oriente llegaron este año con las primeras dosis de la vacuna contra la COVID-19. 

Margaret, Araceli y Áureo fueron las primeras personas que recibieron la vacuna de Pfizer en el mundo, en España y en Castilla y León, respectivamente. Tres ancianos que pusieron cara a la esperanza con la que encaramos 2021 y, lo que me parece más importante, transmitieron un poderoso mensaje a la sociedad en su conjunto. Frente a los negacionistas, los movimientos antivacunas, los bulos y los cuñados licenciados en todología por la universidad de Twitter, los tres mostraron su optimismo y su confianza en que el proceso de vacunación que ahora empieza suponga el principio del fin de la pandemia.

No deja de asombrarme la oposición que ha despertado la vacuna contra la COVID-19, especialmente en un país como España, que históricamente ha manifestado un nivel de confianza en las vacunas bastante alto y por encima de muchos de nuestros vecinos europeos. Es increíble que miles de personas hagan caso omiso de las opiniones de los científicos y especialistas y prefieran creerse la primera noticia sensacionalista que encuentran en medios de comunicación poco fiables. El colmo del sectarismo es oponerse a las vacunas por rechazo a la gestión del Gobierno de turno.

A los que desconfían de la rapidez con la que se han desarrollado las vacunas contra la COVID-19 –lo que efectivamente ha sido un hito histórico en el ámbito científico– los invito a que reflexionen en la cantidad de dinero y de recursos que se ha invertido en comparación con las investigaciones centradas en otras enfermedades con las que convivimos desde hace décadas. Y esto ha sido así por una razón tan triste como cruda: la pandemia ha golpeado con dureza al primer mundo. Además, los principales organismos de reglamentación internacionales han dado su visto bueno a las vacunas que se administrarán en España. Sólo esto debería ser garantía suficiente. Si sirve de algo, yo me pondré la vacuna sin dudarlo en cuanto sea posible.

Pablo Hernández

Compartir en:
Imprimir Imprimir

Contacta con la redacción de COPE Peñaranda en el correo electrónico: info@copepenaranda.es

Sin Comentarios

Deja tu comentario

En directo

Buscador de entradas
enero 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031